Mecatrónica Audi

Mecatrónica Audi

Aquí hablaremos sobre la mecatrónica Audi A3 que es de una DSG de segunda generación. En esta generación es muy común que una falla se encuentre presente que es la debilidad del aluminio.

Lo más importante es saber desmontar de manera correcta la mecatrónica Audi. No es gran ciencia pero es muy importante para evitar daños innecesarios. Cerca se encuentran los sincronizadores y las orquillas para una mejor ubicación.

Ya desmontada la mecatrónica podemos notar que no es de grandes dimensiones. Cuenta con una parte mecánica y electrónica que permite su correcto funcionamiento. En el video de arriba podemos apreciar de manera más gráfica todos los componentes.

Aquí podemos encontrar también lo que son los sensores de velocidad de entrada y salida. Estos son los encargados de regular al momento de que se hace los cambios.

La mecatrónica lleva dos tipos de aceite, la propia y de la transmisión DSG. Por lo regular necesita cargarse de dos litros antes de montarse. Ahora vamos a platicar del daño más recurrente en este tipo de tranmisiones.

En el metraje se pone de ejemplo un Audi A3 modelo 2013 que llegó al taller sin caminar. La caja se neutralizaba totalmente lo que no dejaba marchar ni para atrás ni para adelante. Al borrar los códigos se queda en quinta e inmediatamente marca que está en sexta.

En este tipo de transmisiones DSG es de los defectos más comunes y por lo regular es a causa de la placa que al parecer la hacen de material corriente. Esto es una mala ingeniería en materiales o bien es parte de la obsolescia programada.

Somos un taller especialistas en mecatrónica Audi

Si tienes alguna falla con tu vehículo y buscas a alguien de confianza puedes acudir con nosotros. En Transmisiones Bringas Hermanos llevamos más de 30 años de servicio. La ventaja de nosotros sobre otros talleres es que ofrecemos garantía por escrito y no cobramos la revisión.

Si tienes dudas, sugerencias o quieres una cotización, escríbenos en el siguiente formulario.